Claves para disfrutar del pan precocido

El pan precocido suele estar en la mesa en casi cualquier comida. Por ello muchas familias lo compran a diario o lo reciben por encargo en su domicilio. Para los enamorados del pan, esta es realmente la alternativa más aconsejable. Al fin y al cabo, no todo el mundo tiene el tiempo necesario para acudir a la panadería o ir al supermercado a comprarlo cada día.

Es por ello por lo que muchas viviendas optan por acumular pan en el congelador para ir dosificándolo diariamente, en función de nuestras propias necesidades y disfrutar de él en cada comida sin necesidad de salir de casa.

El pan, además, es un alimento que resiste muy bien en el congelador y mantiene a la perfección sus propiedades hasta el momento de ser ingerido.

Consejos para disfrutar del pan precocido como si fuese el primer día

# ¿Cuánto dura el pan precocido?

En general, se aconseja guardar el pan precocido un máximo de tres meses, aunque lo ideal es que no estuviese más de cuatro semanas. Una vez pasado ese plazo, comprobará que ya ha perdido sus cualidades y puede llegar incluso a acumular sabores desagradables.

#Calentarlo en el horno

Una vez descongelado el pan entero, si decide pasarlo primero por el horno para comérselo como si estuviese recién hecho, elige la función de aire caliente y póngalo a una temperatura media.

Una vez caliente, introduzca el pan precocido sobre la rejilla, sobre un recipiente de agua que garantice el óptimo nivel de humedad. Déjelo unos cinco minutos.

#Congelar el pan entero

Si decide congelar el pan entero, sin partir, tenga en cuenta que deberá consumir la pieza entera cuando decida sacarlo del congelador.

En ese caso, conviene dejarlo en el congelador a una temperatura ambiente durante unos 30 minutos para que recupere propiedades y textura originales.

#Congelar el pan en rebanadas

Uno de los usos más prácticos del pan precocido es en forma de bocadillo o tostada. Por este motivo, si parte el pan antes de meterlo en el congelador no será necesario su descongelación para consumirlo al momento.

Bastará únicamente con que lo meta congelado en la tostadora para disfrutarlo como si estuviese recién hecho. Eso sí, una vez tostado, conviene comérselo de inmediato, para impedir que se endurezca. Asimismo, el pan cortado en rebanadas o mitades ocupa menos espacio en el congelador.

Pan congelado Roquetas de Mar y El Ejido

#Descongelar el pan en el microondas

Se trata de una forma de obtener rápidamente una buena pieza de pan, pero hay que hacerlo de una manera adecuada para impedir que pierda densidad y quede demasiado seco.

Para conseguirlo, meta el pan en el microondas tapado con un trapo de hilo junto a un vaso de agua, que al vaporizarse empapará el pan evitando su deshidratación.

Después de unos 15 segundos a media potencia, abre el microondas y comprueba como ha quedado la pieza. Si lo crees oportuno, repite el mismo procedimiento una vez más, con cuidado para que el resultado final sea el óptimo.

#Congélelo en bolsas de plástico

Puede emplear bolsas de plástico comunes de supermercado o de congelado. Lo fundamental es conseguir aislar el pan de los otros alimentos que almacene en el congelador para impedir que se impregne de otros sabores y aromas. También puede recurrir al papel de aluminio, pero así hay más posibilidades de que el congelador se le llene de migas de pan.

#Congele, siempre que sea posible, el pan fresco

Si lo congela duro, tras descongelarlo estará exactamente igual, es decir, no hay forma de recuperarlo.

Un consejo bastante útil para aprovisionar el congelador de pan precodido es comprar las raciones por semanas, partirlas y envasarlas en el día, para poder disfrutar de él como si estuviese recién hecho en los próximos días.

No obstante, también puede confiar en Pan Hidalgo y en sus panaderías de El Ejido, Roquetas de Mar y Almería para comprar el mejor pan precocido.